¡Recordatorio amigable! 3 de julio- Día internacional de bolsas de plástico

¡Un día que merece aplicarse diariamente en tu nuestra vida! ¿Sabes qué producto contamina el planeta, se acumula en cualquier rincón de este y tarda demasiado tiempo en empezar a degradarse? ¡Sí, las bolsas de plástico!

Las bolsas de compras plásticas eran una rara novedad en 1970, pero ahora son un producto omnipresente a nivel global.

Cuántos de nosotros hemos ido a realizar compras y nos han entregado los productos en bolsas de plástico. Si bien te has dado cuenta, ya son muchos los establecimientos que ya no entregan bolsas hoy en día. El planeta ya no puede soportan más lujos como estos.  

De hecho, desde enero de 2020, en la CDMX se prohibieron las bolsas plásticas, ahora se incluyen otros productos plásticos desechables como los popotes, platos, palitos mezcladores, cubiertos, etc.

¿Por qué las bolsas de plástico contaminan el medio ambiente?

Las bolsas de plástico consumen grandes cantidades de energía para su fabricación, están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse ¡¡más de medio siglo!! Asimismo, las bolsas serigrafiadas pueden contener residuos metálicos tóxicos.

La gran mayoría acaba siendo desechada sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales. En el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas o enredarse en ellas. Por todo ello y más, el impacto medioambiental de las bolsas de plástico es mucho peor de lo que puede parecer en un principio.

En seguida te platicamos el LARGUÍSIMO proceso de fabricación que pasa una sola bolsa, para ser utilizada 5 minutos y ser desechada posteriormente.

 

PROCESO DE FABRICACIÓN

Conocer mejor cómo se hacen las bolsas de plástico es una manera de valor el inmenso proceso y de desperdicio de materia para poder fabricar un material que en la mayoría de la situación es usado una sola vez y desechado al momento.

La mayoría son fabricadas con un plástico llamado polietileno, este es un derivado de petróleo que llega a las fábricas en forma de bolitas pequeñas conocidas como pellets.

1. Los pellets de polietileno se introducen a una máquina llamada extrusora.

2. En la extrusora, por medio del empuje generado por un gran tornillo horizontal, las pelotitas de polietileno se van desplazando y al mismo hasta que llegan fundirse.

3. Cuando están completamente fundidas, salen por una boquilla en forma de un globo de plástico. Este globo se va enfriando y mientras vuelve a una temperatura normal, se va recogiendo en forma de un gran carrete.

4. Este material se introduce a máquinas llamadas rotativas flexográficas. En esta etapa, se hace pasar la película de polietileno por rodillos y tinteros que tiñen el plástico.

5. Posteriormente, los carretes impresos llegan al corte; lo primero que se hace es programar la máquina cortadora con los datos necesarios para darle la forma que se desee a la bolsa. Es aquí donde las bolsas se cortan al tamaño y forma requeridos.

6. La misma cortadora va formando paquetes de bolsas, y una vez completado cada paquete se distribuye para su venta.

Para fabricar las bolsas de plástico se emiten miles de toneladas de gases dañinos a la atmósfera que contribuyen al efecto invernadero y que, a la larga, terminan empeorando la calidad del aire que respiramos.

¡Imagina la cantidad de combustible, materia prima, agua y electricidad que se requiere para llevar este proceso!

 

“¿Qué puedo hacer para reducir el uso de bolsas de plástico?”

Puede que conociendo este problema, ahora te preguntes qué puedes hacer tú al respecto.

Estas son solo algunas ideas que puedes empezar a implementar, que se encuentran con un enfoque de menor a mayor impacto ambiental:

  • Anímate a comprar cosas a granel llevando tus propios recipientes. Aparte de ahorrar mucho dinero, estarás eliminando por completo el uso de plástico en tu hogar al momento de hacer el súper. Además, tu cocina se verá increíble con frascos y etiquetas similares (como tip puedes reunir los frascos vacíos que ya no utilices de café, mayonesa, etc).
  • Consume local en mercados y lleva tus bolsas de tela, cestos de mimbre y materiales similares para sustituir las bolsas de la compra y para almacenar cosas en casa. Es importante que no olvides llevarlas contigo para evitar comprar y acumular de más bolsas de tela.
  • Reutiliza las bolsas con las que ya cuentas con ideas originales para tu hogar, por ejemplo crea cestas para dividir tus demás residuos y llevarlos a reciclar (vidrio, metal, plástico, cartón y papel). Youtube será tu aliado para ponerte creativo.
  • Recicla las bolsas correctamente en el contenedor de plástico, el de color amarillo.
  • Si ves bolsas de plástico por el suelo o en el agua, recógelas y tíralas al contenedor correcto. Estarás ejercitándote y ayudando al planeta.
1
2

Y por supuesto, es importantísimo ayudar a concienciar a los demás de este problema y de cómo ayudar a rectificarlo, sobre todo a los más pequeños. ¡Empecemos desde casa y con nuestros círculos!

Datos que debes conocer:

  • Se utilizan en el mundo más de 1 trillón de bolsas de plástico.
  • Menos del 1% de ese trillón de bolsas son recicladas.
  • Al año y a nivel mundial, se utilizan 100 millones de barriles de petróleo en la fabricación de bolsas de plástico.
  • Su proceso de reciclaje es muy costoso, ya que el mismo cuesta 100 veces más reciclarlas que producirlas.
  • La tinta utilizada en su impresión es toxica.
  • Tardan más de 1000 años en desaparecer del planeta.
  • Contaminan los océanos.
  • Matan a miles de animales acuáticos y terrestres.
  • Colapsan tuberías y desagües generando inundaciones.
  • Contaminan el aire.

Estos y otros impactos sobre la vida humana, la biodiversidad y la calidad ambiental causa el consumo de bolsas de plástico.

¡Es momento de pensar y actuar de manera consciente! No te quitará mucho tiempo llevar las bolsas de tela en el auto y que, al momento de ir a realizar las compras, las ocupes. Es sólo una decisión que repercute de una manera impresionante en el medio ambiente.

¡Es momento de volvernos una sociedad racional consciente y responsable con nuestro maravilloso planeta!

¿Quieres conocer más? Ingresa al apartado de ‘blog’ para poder llevar una vida más eco en conjunto con nosotros.

COMPARTIR

Artículos similares