Cómo se consigue que los niños beban mucha agua

¡Los niños son nuestro mayor tesoro! Y debemos cuidar de nuestro tesoro de la mejor forma posible.

Como todos sabemos, el cuerpo humano se compone en gran medida de agua: el 60 % en el caso de los hombres, la mitad en el caso de las mujeres e, incluso, tres cuartas partes en los bebés. No es de extrañar que se deba garantizar que los niños consuman suficientes líquidos (preferiblemente agua) a lo largo de todo el día. En el caso de los adultos, se habla de dos litros de agua diarios y, en el caso de los niños pequeños, se administran de seis a siete raciones diarias de agua de aproximadamente 125 ml cada una. Es decir, un niño debería consumir 875 ml de agua, casi un litro, diariamente. No parece mucho, pero las madres y los padres saben lo difícil que resulta convencer a los niños para que beban.

Consejos y trucos sobre cómo lograr que tus hijos beban agua

Cuando un vaso de agua parece un obstáculo insuperable y cada sorbo supone un verdadero desafío, como padre debes usar todo tipo de trucos para lograr que los niños beban agua. Nos gustaría contarte algunos consejos y trucos:

¡Los niños también beben con los ojos!
¡A los niños les encanta beber en coloridas botellas y tazas! Si dispone en casa de una selección de diferentes recipientes para beber, también puedes ofrecer un sorbo de agua en un vaso en forma de muñeca o de dinosaurio. Un consejo: las botellas BWT con un diseño marino son ideales para los niños. La botella ergonómica de 375 ml se adapta perfectamente a las manos de los niños, no pierde agua y está elaborada en TRITAN™ sin sustancias contaminantes, ni BPA y ni plastificantes. ¡Beber es muy divertido con la botella!
Agua en pequeñas cantidades para los más pequeños
Los niños deben beber agua en pequeñas cantidades y en función de su actividad y de la temperatura. Es esencial que haya agua disponible en todo momento. Siempre debes tener una jarra filtrante sobre la mesa, un vaso al alcance de la mano o una botella en la mochila. Así podrán beber cuando lo necesiten...
¡Fruta fresca en el agua!
La fruta en el agua no solo queda bonita estéticamente, sino que también aporta un sabor afrutado y fresco. Corta melocotón, manzana o el clásico limón en rodajas finas e introdúcelas en agua mineralizada con magnesio. Los arándanos, las frambuesas o las semillas de granada se introducen en agua fría. Parece divertido y encantará a los más pequeños.
Sí, ¡incluso el helado es agua!
¿Qué niño no adora el helado? Un polo apetece especialmente durante los calurosos días de verano. Simplemente haz zumo con frutas como el melón, la frambuesa, el mango o la fruta de la pasión, añade un poco de agua, endulza con una cucharada de miel o utiliza un poco de yogur para hacerlo más cremoso: ¡la combinación perfecta! También te aconsejamos utilizar agua mineralizada con magnesio para los polos con el fin de obtener un sabor más intenso.
¡Conviértete en un modelo a seguir en relación con el agua!
Obviamente, los adultos constituyen un modelo a seguir para los niños en cuanto al comportamiento. También con respecto al comportamiento de beber. Por lo tanto, si tu hijo te ve beber agua con frecuencia, también beberá agua. Predica con el ejemplo: beber dos litros al día debería ser tarea sencilla.
Previous
Next

La combinación ideal: agua y magnesio para niños

El consumo de magnesio desempeña un papel esencial en la salud de los niños, porque es esencial para la formación de huesos y dientes, así como para el crecimiento. Sin embargo, dado que el cuerpo humano no puede producir este mineral por sí mismo, debe ingerirse en los alimentos.

De acuerdo con la Sociedad Alemana de Nutrición, los bebés entre uno y cuatro años necesitan diariamente alrededor de 80 miligramos y los niños de entre cuatro y siete años, 120 miligramos. En general, la cantidad diaria de magnesio se puede ingerir mediante una dieta equilibrada que incluya, por ejemplo, verduras de hoja, productos integrales, avena, pescado, verduras y nueces.

Sin embargo, sabemos que lograr que una dieta equilibrada resulte apetitosa para los niños puede suponer un verdadero desafío. A menudo, requiere una gran creatividad. Si quieres simplificar un poco esta tarea, puedes darle a tu hijo una ración de magnesio con el agua diaria. Algo bastante sencillo con una jarra filtrante de BWT con cartuchos de filtrado de agua mineralizada con magnesio (enlace). En la cantidad de agua recomendada para un niño de cuatro a siete años, un poco menos de 900 mililitros al día, el agua mineralizada con magnesio ya proporciona alrededor de 20 mg* de magnesio (*con una dureza del agua media de 17 °dH, agua dura).

¡La combinación ideal para pequeños bebedores de agua!

Recetas

Agua con hierbas y jengibre
  • Hierbas (p. ej. romero, tomillo)
  • Jengibre
  • Miel de agave o miel
  • Agua mine­ra­li­zada con magnesio

¡Forta­lece tus defensas con jengibre y hierbas aromá­ticas! Endulza con miel o miel de agave para que el jengibre no sea dema­siado picante. Lo mejor de esta receta es que funciona con agua fría o caliente y es perfecta para cual­quier esta­ción. Pon las hierbas y el jengibre picado en la botella de agua y añade agua mine­ra­li­zada con magnesio.

Receta de la bloguera Julia: Peti­teetmoi
Agua con bolas de melón de colores
  • Melones o sandías
  • Cuchara de helados
  • Agua mine­ra­li­zada con magnesio

Se nece­sitan melones, sandias y una cuchara de helados para esta receta. Los niños pueden realizar esta receta fácil­mente y las bolitas de color también presentan un buen aspecto en las bote­llas.

Receta de la bloguera Mihaela: Beauty Mami
Agua con manzana y canela
  • Manzanas
  • Rama de canela
  • Agua mine­ra­li­zada con magnesio

¡Una receta para los amantes del strudel de manzana! Cortar las manzanas en rodajas finas, añadir una rama de canela y verter agua tibia o fría.

Receta de la bloguera Aileen: In my Life
Agua con hielos de colores
  • Cubi­tera
  • Frutas a elegir
  • con agua mine­ra­li­zada con magnesio

Pon las frutas que quieras en la cubi­tera, añade agua mine­ra­li­zada con magnesio y mételo todo en el conge­lador. De esta forma, tendrás la ración prepa­rada todas las mañanas y solo tendrás que añadir el agua filtrada. También puede utili­zarse en invierno con agua caliente.

Receta de la bloguera Nicole: soulands­pi­rits
Té helado de frutos rojos
  • Mezcla de frutas ecoló­gicas
  • Miel de agave o miel
  • Frutas conge­ladas a elegir
  • con agua mine­ra­li­zada con magnesio

Simple­mente hierve el agua mine­ra­li­zada con magnesio, prepara la mezcla de té de frutas ecoló­gicas y déjala infu­sionar. Endúl­zalo en caso nece­sario y refri­gera con frutas conge­ladas.

Receta de la bloguera Julia-​Maria: nice­toha­vemag
Previous
Next

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO:

Artículos similares